"I Got You Babe" Sonny & Cher

Nunca he sido en absoluto mitómano. La verdad es que mi admiración va destinada a gente sencilla que hace de sus vidas algo maravilloso para sí mismos, para quienes les rodean, y útil para los demás. Las grandes estrellas, los grandes mitos por excelencia y los ídolos de masas me acostumbran a ser un poco ajenos y aunque me guste aquello que hagan, no logran despertar en mi una profunda admiración. Como con todo, hay excepciones que confirman la regla y en mi caso hay dos: La primera excepción es Clint Eastwood, un actor considerado mediocre en sus inicios, posteriormente y tras su interpretación del personaje Harry Callahan fue considerado un fascista. Después de “Escalofrío en la noche” (su primera película como director) fue bastante ninguneado, aunque ya hubo quien se dio cuenta que tras la cámara había un auténtico talento e incluso, quien reconoció que frente a ella... tampoco era tan mal actor. A todos esos que siempre hemos seguido al viejo Clint el tiempo nos ha dado la razón. Sus detractores de antes le consideran un genio ahora y quieren convencernos a los que nos ha gustado siempre de eso, de que es un genio. Genio?... Vamos hombre! Clint Eastwood es el de siempre, solo que mejora con el tiempo.



La otra excepción es Cher. Estuve enamorado de esa mujer a mis 14 años. Pasaba el tiempo y Cher seguía estando hermosa e incluso parecía que a medida que yo me hacía mayor, ella rejuvenecía hasta el punto de que en algún momento, llegó a aparentar tener 10 años menos que yo. Parecía como si me estuviese esperando para un encuentro de esos que deben tener los mitómanos de pro en el que la estrella y ellos se ven por primera vez y surge un apasionado amor a primera vista. Yo creía que Cher se mantenía bella para mí.

Un día alguien tuvo la desfachatez de decirme que se había operado hasta los dedos pulgares de los pies y que de ahí venía su aparente juventud. Ese día dudé en sí seguir enamorado de ella o de sí enamorarme directamente de su cirujano plástico. Pero llegado a este punto, la voz del viejo Clint me dijo: “No hermano... no merece la pena alguien que no sabe envejecer con dignidad, y por favor... no cometas la locura de enamorarte de su cirujano ya que eso, sería muy jodido para tu virilidad”. Miré el rostro de Clint y a pesar de que me pareció un estropajo “nanas”, pude ver serenidad en todas y en cada una de sus arrugas. Lo cierto, es que cuando uno llega a una edad, descubre que en la serenidad es dónde se halla gran parte de la belleza, de cualquier belleza.


Se me terminó el amor por Cher, pero ha seguido gustándome lo que hace. Como muestra de un buen trabajo, ahí está el tema “I Got You Babe” de 1965, compuesto por Sonny Bono e interpretado a dúo con la incombustible estrella durante más de 11 años.

El look de Sonny es incuestionable: Peinado a lo Príncipe de Beukelaer y vestido de pastorcillo del Pirineo. Pese a todo... gocen de la música, que es de lo que se trata ;-)

Nota del autor: Ana... te adelanto un día la entrada que mañana es fiesta. Nice Weekend ;-)